Careta de Bruja

Mascaras de Halloween

Careta de Bruja para imprimirSi te gustas las manualidades que haces tu mismo y los disfraces esta es tu sección.

Te presentamos una colección de manualidades para hacer caretas de Halloween.

Caretas para colorear y crear tu propio disfraz de Halloween para ir a una fiesta de disfraces.

Aqui te traemos la careta de bruja para que la puedas imprimir en casa, colorearla, y ponertela en la noche de Halloween

Esta noche hay que vestirse de monstruo y salir a pedir caramelos, así que necesitas taparte la cara para que nadie vea quien eres. Con estas manualidades de caretas, puedes crear máscaras de Halloween.

Te damos los patrones para que imprimas sobre un papel la forma de la cara y sólo tienes que darle color luego.

Le pones una goma o un hilo para sujetarlas a la cara y ya tienes un disfraz barato para salir a pedir caramelos.

Careta de BrujaImprime con Halloween.com.es

Imprime la careta de bruja

Máscaras de Halloween para hacer disfraces en casa. Hoy en día venden y alquilan disfraces para los niños en muchas tiendas, pero salen caros.  Así que una opción más económica es hacer tu propio disfraz en casa y se puede hacer con poco dinero. Aquí te traemos uno de los elementos, una máscara o careta que se puede combinar con cualquier ropa para hacer un disfraz.

Sólo necesitas una impresora y papel, mejor si es algo más grueso, como la cartulina. Necesitas una goma para sujetarla a la cabeza, que también puede ser un hilo fuerte o una cuerda fina.

Necesitas colores para pintar, pueden ser témperas, acuarelas, lápices de colores o rotuladores. Y por supuesto, una tijera para recortar el papel.

Te damos todos los patrones de caretas para hacer en Halloween. A los niños les encantan las fiestas de disfraces,  salir por las casas a pedir dulces y caramelos en el truco o trato famoso.

Nacido en los Estados Unidos ya ha llegado a todos los países del mundo y es una de las fiestas infantiles más divertidas.

Haz un sencillo disfraz para los niños y que se lo pasen muy bien yendo casa por casa para pedir caramelos dando sustos a los vecinos o a los comerciantes de las tiendas locales.