Leyenda de chica de la playa

Se cuenta que, hace tiempo, en Algeciras. Una noche de fiesta, cuando éramos jóvenes, nos íbamos a la playa a bailar, en unos bares de verano, que abrían hasta muy tarde.

Había un grupo de chicos de fiesta. Cuando unos de ellos fue a tomar aire fresco a la playa. Vio a una chica cerca de la orilla, vestida con vestido largo y tirantes. Le llamó la atención y se acercó a ella. Cuando ya estaba junto a ella vio que era preciosa y que estaba triste.

La chica de la playa

Le dijo que se sentía muy sola. Él la invitó a estar juntos, bailaron, charlaron en la orilla de la playa. Ella sintió frío y el le ofreció su chaqueta vaquera. Más tarde cuando ya se iban. Él la acompaño hasta la puerta de su casa. Allí tuvieron una despedida muy dulce, con un beso. Quedaron para el día siguiente, así ella le devolvería su chaqueta y él la volvería a ver. El chico ya sentía algo en su interior por ella.

A la mañana siguiente deseoso de encontrarse con ella. Fue hasta su casa y llamó a su puerta. Salió un señor con el gesto abatido, el chico preguntó por su hija. Le dijo que venia a buscarla, que había quedado con ella. Entonces el hombre montó en cólera, le dijo que broma macabra era esa. Que si no tenía corazón, ni respetaban el dolor de las personas.

La chica muerta

Entre gritos y lagrimas le dijo que su hija llevaba un año muerta y cerró la puerta.

El chico entre el horror y la pena no entendía lo que sucedía. Se aseguró que era la misma casa en la que había estado la noche de antes. El mismo sitio a la que llevó y besó sus labios. Pensó en ir al cementerio a confirmar la historia del hombre. Mientras buscaba sin para y sin saber donde, en una lapida vio una chaqueta vaquera colgada. Se acercó y vio la foto de la chica fallecida y era ella…